Las tortas en los cumpleaños de unicornio siempre están a flor de piel y son la expectativa de cualquier celebración, es por eso que  nunca están solas y suelen celebrarse en un ambiente de la casa del cumpleañero(a), o bien en otro lugar destinado para tal fin, como una sala de fiestas o salón de fiestas, en donde se colocan decoraciones que generalmente incluyen globos y en donde se sirven comida y refrigerios a los invitados.

La actividad de cantar el cumpleaños generalmente va acompañada de juegos y entretenimientos que ayudan a dar realce a la actividad. La festividad del cumpleaños va unida de todos los aspectos antes mencionados y es un engranaje donde todo busca hacer una sola cosa, hacer feliz al cumpleañero.

Es por tal motivo que el pastel  de cumpleaños de unicornio es fundamental, ya que es lo que le da vida al evento en conjunto con otros, pero es lo que realmente lo hace un cumpleaños, es por ello que si estas planificando una torta de cumpleaños de unicornio no dudes en utilizar una decoración muy llamativa.

El pastel en cualquier fiesta de cumpleaños, es una costumbre ofrecer al cumpleañero un gran pastel o torta decorada con velas o bengala iluminadas mientras se le canta en coro una canción de felicitaciones por parte de los invitados.

Se supone que el número de velas encendidas coincide con el número de años que la persona está cumpliendo, pero también es frecuente el uso de velas especiales en forma de números, o incluso velas en forma de signo de interrogación o velas con efecto sorpresa, que después de soplarles vuelven a prenderse, etcétera.

Con la canción de cumpleaños a menudo la persona que celebra un nuevo año de vida a menudo pide un deseo (en algunos países, tres) en silencio y posteriormente sopla las velas. Si las sopla todas de un solo soplido, se dice que sus deseos se harán realidad. Según otra superstición, si revela sus deseos, entonces no se cumplirán.

También, después de apagar todas las velas (y haberlas retirado del pastel), se puede pedir a coro que el festejado acerque la cara al pastel para que le dé una mordida al pastel; los invitados lo animan pidiendo la mordida pero en ocasiones, le embarran la cara de pastel.

Cuando se trata de un número de años significativo (como el primer año de vida) o un múltiplo de diez, como el cumpleaños número 10, 20, 50 ó 100. Ocasionalmente, también a los 25 años, a los 33 se realizan tortas especiales porque son años llenos de sabiduría y de vivencias, que deben ser recordadas e incluso puedes tener en cuenta los Adornos de cumpleaños de unicornio.